Joomla!

 
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Publicaciones Beneficios de la implementación de HACCP en PyMES

Beneficios de la implementación de HACCP en PyMES

E-mail Imprimir PDF

El sistema HACCP es una herramienta muy completa que se centra en la prevención y que garantiza dos factores importantes dentro de cualquier compañía: capacitación y orden. Su aplicación en las Pymes contribuye a la formación de personal capaz de identificar riesgos que comprometan la inocuidad del alimento, permite optimizar el clima laboral y evaluar la eficiencia productiva.

HACCP (Sistema de Análisis de Peligros y de Puntos de Control Críticos) es un sistema que permite identificar peligros específicos y plantear medidas de control, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos. Se caracteriza por la prevención, en lugar del ensayo en producto final, y se puede aplicar a toda la cadena alimentaria, desde la producción primaria hasta el consumidor final. Los preceptos básicos que debe cumplir este sistema están relacionados con la determinación de los Puntos Críticos de Control (PCC), con el implante de un sistema de vigilancia del control de análisis de peligros y evaluación de riesgos y, de ser necesario, con la aplicación de medidas correctivas.

Asimismo se deben establecer procedimientos de comprobación para confirmar que el sistema HACCP funciona eficazmente (verificación), sin olvidar el sistema de documentación y registro, apropiado para estos principios y su aplicación. Este sistema es una herramienta muy completa, que garantiza dos factores importantes dentro de cualquier compañía: capacitación y orden. Además, se torna indispensable en las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES), porque les permite elevar su competitividad y avala calidad suprema, circunstancia que incrementará sus ventas y abrirá mercados.
A continuación se destacan algunos de los beneficios que se obtienen de la incorporación del HACCP:
- Formación de personal capaz de identificar riesgos que comprometan la inocuidad o calidad del producto y de establecer medidas de control.

- Tener la herramienta necesaria para controlar el proceso de producción.

- Cumplir con la normatividad oficial, tanto del país productor como del receptor o comprador del producto.

- Documentar y establecer registros del proceso productivo.

- Mejorar y hacer más eficiente el sistema productivo de la empresa.

- Tener herramientas de evaluación de la eficiencia productiva del personal y de proveedores.

- Mejoramiento del clima laboral de la empresa.

- Cumplir con los requerimientos de los clientes por la gestión de alimentos sanos y de calidad.

- Generar confianza de proveeduría de alimentos sanos y de calidad.

- Tener herramientas para la mejora continua del personal, equipo, instalaciones y proceso productivo de la empresa.

De aquí se desprenden los servicios de:

1) Capacitación en Implementación de HACCP.
2) Capacitación en Auditorías de HACCP.
3) Asistencia técnica para la documentación del sistema.
4) Asistencia técnica para la implementación de HACCP.
5) Realización de Auditorías Internas.
6) Asistencia Técnica para el mantenimiento de HACCP.
7) Asesoría para el uso de HACCP como herramienta de análisis general en sistemas integrales de gestión.

Fuente:
Énfasis Alimentación Latinoamérica. Publicaciones Técnicas.

 

Auspician